Rock in Rio Madrid

publicidad
07 de julio de 2012 • 05:18 • actualizado a las 10:04

Un David Guetta poco comercial acapara la jornada reina de Rock in Río

Un David Guetta poco comercial acapara la jornada reina de Rock in Río
Foto: Agencia EFE / EFE en español
 

La jornada de la electrónica, la más esperada del macrofestival Rock in Río Madrid, no defraudó a un público mayoritariamente joven que llenó el recinto de la Ciudad del Rock para vibrar con las actuaciones de sus Dj's favoritos, comandados por el francés David Guetta.

Su aparición sobre el escenario llegó precedida de una espectacular puesta en escena de juegos lumínicos y fuegos artificiales. El público, que hasta entonces había permanecido disperso por el recinto a la espera de la próxima actuación, se agolpó frente al Escenario Mundo. El nombre de David Guetta se leyó en una gran pantalla, y se desató la locura.

No importó que los miles de jóvenes que llenaban la explanada de Rock in Río hubieran estado las horas previas saltando y bailando con las actuaciones de Wally López, Pete Tong, y Martin Solvieg. Cuando el francés empezó a girar los platos, entorno a las once y media de la noche, y empezaron a sonar los acordes de "Titanium", el respetable comenzó a moverse con más energía que nunca.

Tras ella llegó otro éxito, "Wild ones" con el que se escuchó una enorme ovación en toda la explanada, y es que Guetta optó al principio de su actuación por temas más comerciales para entonar a los presentes, aunque ellos disfrutaban con todo lo que tocaba el galo.

Al grito de "España, ¡campeona de Europa!", el famoso disjockey terminó de hacerse por completo con el público, que ya se concentraba en su totalidad entorno al escenario, dejando el resto del recinto de la Ciudad del Rock prácticamente vacío. "It's too late to apologise", el conocido "Otherside" de Red Hot Chilly Peppers, o el tema de los The Police, "Messagge in a bottle", fueron algunas de las canciones que pasaron por el filtro electrónico de Guetta.

Uno de los momentos más especiales llegó cuando el público, siguiendo las indicaciones del Dj, levantó sus móviles al aire y llenó la explanada de pequeñas luces blancas que contrastaban con la oscuridad. "Rock in Río, ¡sois maravillosos!", dijo el galo ante la singular escena. Poco a poco la actuación de Guetta se fue tornando mucho menos comercial, y aunque sonaron temas tan conocidos como "Sexy bitch", "Memories" o "Without you", el francés les dio un sonido próximo a otras variantes de la música electrónica menos convencionales.

Antes de la actuación del DJ más famoso del mundo, las puertas de la Ciudad del Rock se abrían alrededor de las seis y media de la tarde para que diera comienzo la jornada estrella del macrofestival. La caravana de coches que se agolpaba en los alrededores del recinto hacía presagiar la gran acogida de público, que finalmente, y según la organización, rondó los 61.000 asistentes.

Miles de jóvenes acudieron a la Ciudad del Rock para disfrutar de una maratón de música electrónica que se prolongó durante once horas prácticamente ininterrumpidas, y que convirtieron el Escenario Mundo, compuesto por placas plateadas que multiplican los efectos luminosos, en una gigantesca discoteca al aire libre.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.