Legado Hemingway en Cuba, beneficiado permiso viajes EEUU

Foto de archivo de una estatua de bronce del escritor estadounidense Ernest Hemingway en el bar Floridita de La Habana, jul 1 2010. El legado del escritor estadounidense Ernest Hemingway en Cuba, donde vivió por más de 20 años hasta la década de 1960, está siendo recuperado gracias a una reciente flexibilización de Estados Unidos que facilita los viajes de académicos a la isla de gobierno comunista.  Foto: Desmond Boylan / REUTERS
Foto de archivo de una estatua de bronce del escritor estadounidense Ernest Hemingway en el bar Floridita de La Habana, jul 1 2010. El legado del escritor estadounidense Ernest Hemingway en Cuba, donde vivió por más de 20 años hasta la década de 1960, está siendo recuperado gracias a una reciente flexibilización de Estados Unidos que facilita los viajes de académicos a la isla de gobierno comunista.
Foto: Desmond Boylan / REUTERS
 

El legado del escritor estadounidense Ernest Hemingway en Cuba, donde vivió por más de 20 años hasta la década de 1960, está siendo recuperado gracias a una reciente flexibilización de Estados Unidos que facilita los viajes de académicos a la isla de gobierno comunista.

Expertos e instituciones de ambos países han colaborado por años para preservar el legado del autor de "El Viejo y el Mar" (The Old Man and the Sea), pero el apoyo material y financiero ha sido limitado por el embargo comercial que aplica Washington a La Habana desde hace medio siglo.

Funcionarios cubanos dijeron el miércoles que las medidas recientes del presidente estadounidense, Barack Obama, que incluyeron desde enero pasado la autorización para viajes académicos y religiosos, están cambiando el panorama.

"Hay un mejor clima para la colaboración con expertos de Estados Unidos, en los últimos tiempos están viajando sin dificultades cada vez que quieren", dijo a Reuters Ana Cristina Perera, funcionaria del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, quien anunció para junio un coloquio sobre la obra de Hemingway.

Perera agregó, en cambio, que pese a algunas mejoras, aún es imposible "importar" instrumental y tecnología necesaria para avanzar más en los trabajos de restauración documental.

"No se pueden importar las grandes cantidades (de tecnología para la restauración) sino que se transportan a través de los propios especialistas en sus propios equipajes, ellos traen toda la ayuda para desarrollar sus acciones", comentó.

Expertos estadounidenses están desembarcando en la isla con sus maletas cargadas de cuanto pueden para conservar el legado del ganador del Nobel de Literatura en 1954.

Los trabajos de restauración y digitalización de los libros que pertenecieron al escritor han permitido hasta ahora poner a disposición de académicos y expertos más de 3.000 documentos inéditos que incluyen la correspondencia del literato.

El Gobierno cubano ha asumido por años una inversión que permitió restaurar, por ejemplo, una mansión en las afueras de La Habana conocida como Finca Vigía, donde Hemingway vivió desde 1939 hasta su regreso a Estados Unidos en julio de 1960, poco después de la revolución cubana.

Astilleros cubanos repararon también su yate Pilar, que es parte del patrimonio del novelista atesorado en la isla.

Hemingway vivió dos décadas en Cuba, donde conoció incluso al líder Fidel Castro durante un torneo de pesca en 1960.

Expertos cubanos sostienen que Hemingway abandonó el país poco después, presionado por el entonces embajador de los Estados Unidos, Philip Wilson Bonsal, que le obligó a abandonar la isla. Se suicidó en julio de 1961, a los 61 años, en Idaho.

(Reporte de Rosa Tania Valdés; Editado por Silene Ramírez)

Reuters en español Reuters - Esta publicación incluye información y datos que son de propiedad intelectual de Reuters. Queda expresamente prohibido su uso o el de su nombre sin la previa autorización de Reuters. Reservados todos los derechos.