actualizado el 04 de abril de 2012 a las 11:31

Tim Robbins aterriza en Bogotá para mostrar su obra '1984'

"Para mí un Gobierno inspirado debería estar apoyando las artes y ponerlas en acceso a cualquier persona sin importar su nivel": Tim Robbins. Foto: David Felipe Rincón / Terra Colombia
"Para mí un Gobierno inspirado debería estar apoyando las artes y ponerlas en acceso a cualquier persona sin importar su nivel": Tim Robbins.
Foto: David Felipe Rincón / Terra Colombia
 

CAROLINA VERGARA

Más de 70 títulos como actor, director y productor hablan de la importancia de Tim Robbins dentro del cine contemporáneo.

Es hijo de un artista, un cantante y actor, lo cual no sólo marcó su vida en un sentido artístico sino que también significó una educación general. Hizo teatro desde los 12 años, luego trabajó en series de televisión y de ahí en adelante empezó a construir una sólida carrera en Hollywood que incluso ha sido reconocida con varios galardones, incluido un Oscar.  

El actor se encuentra en la capital colombiana para participar del XIII Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, en el que presenta ‘1984’ dirigida por él y adaptada de la obra homónima de George Orwell.

Robbins recrea en su producción, en una hora y 40 minutos con un intermedio de 15 minutos, la idea de Orwell y crea una metáfora sobre la sociedad del futuro, tocando temas sociopolíticos como las distintas guerras producidas por Estados Unidos.

Justamente la seriedad de la obra fue un reto a la hora de llevarla a las tablas con la compañía teatral que creó junto a un grupo de artistas: The Actor's Gang, una de las más sólidas de Los Ángeles.

"Encontrar humor en la historia, al principio fue muy difícil porque eran tiempos grises, pero va cambiando con cada presentación y con lo que nos va pasando", dijo Robbins durante una rueda de prensa en Bogotá.

Además, admitió que como resultado de haber dirigido una obra basada tomó una elección tan personal como política: en su casa ya no hay televisores.

"He hecho un experimento los últimos tres años: me deshice de la televisión. Una de las cosas de las que habla Orwell en el libro '1984' es esta cosa llamada 'los dos minutos de odio'''.

"La gente se pone enfrente de su televisión y le gritan a la persona a la que se oponen políticamente. Me di cuenta de que había hecho eso por dos horas cada día durante (el gobierno de George W.) Bush. Dije: 'Tengo que dejar de odiar''', agregó.

Importancia de las artes

Para el actor, las artes se convierten en la mejor manera de inspirar a una persona y por esta razón hay que hacer lo posible por conseguir el apoyo para su reproducción:

“Para mí un Gobierno inspirado debería estar apoyando las artes y ponerlas en acceso a cualquier persona sin importar su nivel. Sin embargo, cuando no se le puede dar oportunidades financiarlas lo más importante es que el artista piense en la posibilidad de presentarse ante personas que no tienen acceso a él”.

La versión de '1984' adaptada por Robbins ha sido presentada en festivales europeos, así como en Hong Kong, Australia y Estados Unidos. Durante su paso por Colombia espera que el público tenga una buena aceptación de la obra.

“La obra tiene actuación de primera clase y esto hará que la gente se quede pendiente de ella. Yo creo que la audiencia va  responder de una manera positiva al igual que en algunos escenarios donde nos hemos presentado”.

‘1984’ es electrizante, perturbadora y totalmente vital. Allí se muestra un mundo totalitario gobernado por un único partido político en cabeza del “gran hermano”. No hay espacio para la diferencia, no hay espacio para la disidencia. Los paralelismos entre la obra y la realidad fueron base suficientes para que Robbins se embarcara en la construcción de un universo de espejismos y alucinaciones.

Mira las mejores imágenes de Tim Robbins durante su paso por Bogotá

-

Síguenos a través de Twitter en @terraocio

Sigue a Terra Entretenimiento en móviles en m.terra.com.co

Sigue a Terra Entretenimiento también en tu tableta por tablet.terra.com.co

 

Terra