1 evento en vivo

"Pambelé es inmortal": Alberto Salcedo Ramos

23 abr 2012
10h19
actualizado a las 10h47
  • separator
  • comentarios

El emblema de la crónica nacional en los últimos tiempos está de vuelta. Para esta  versión 2012 de la Feria del Libro de Bogotá, presenta una reedición de su libro "El oro  y la oscuridad", que él mismo define como la vida gloriosa y trágica de Kid Pambelé. En  pleno relanzamiento, Salcedo Ramos recibe a Terra y  habla de esta obra y su  protagonista, define a su estilo el boxeo y anticipa cómo serían sus historias en los  medios digitales.

"Pambelé es inmortal": Alberto Salcedo Ramos.
"Pambelé es inmortal": Alberto Salcedo Ramos.
Foto: Felipe Rincón/Terra

"Nos enseñó para siempre lo que es pasar de las victorias morales a las victorias  reales”, sentenció el periodista Juan Gossaín. "La gente le llama Pambe, y él era  alegría, y la esperanza de un pueblo que nada tenía", son las líneas de una canción que  le escribió Carlos Vives. "Champion", es el elogio de quienes se lo cruzan por la calle.  Y ahora este libro, reeditado, con 80 páginas más de anécdotas e historias, que Alberto  Salcedo Ramos dejó madurar desde 2005, para conocer más, para recordar al gran campeón  en la categoría welter junior de la AMB, miembro del Salón de la Fama del boxeo mundial:  Antonio Cervantes "Kid Pambelé".

"Tenía más cosas por contar y lo hago en este libro. Anécdotas de su vida, de peleas, de  familia. También sumo detalles de su carrera como boxeador en un registro estadístico.  Pambelé nos enseñó a ganar. Además de eso, es el personaje que más nos sirve para ver  como es la relación de nosotros como país con nuestros ídolos populares", dice el autor.

-¿Y qué tanto somos los colombianos responsables de esos malos momentos de él?

"Yo digo que nosotros en Colombia, primero nos volvemos locos con los ídolos y después  volvemos locos a los ídolos. Aunque él tuvo apoyo para sus rehabilitaciones y tiene una  pensión del Gobierno, hubo gente que lo utilizó, medios de comunicación que sólo se  concentraron en sus adicciones".

- Con 66 años, errores y excesos, ahí sigue...

"Pambelé es inmortal. No es inmorible pero sí es inmortal"

- Este libro es un repaso de su vida. Hay páginas que magnifican su gloria y otras que  describen sus momentos más difíciles. ¿Cómo logró que le contara esos detalles íntimos?

"Es el triunfo de la paciencia. Durante muchas entrevistas me negó cosas de sus  adicciones. Pero con dedicación, seguí hablando con él y cuando menos pensaba, me dio su  confianza"

- ¿Cuántas de esas cosas que le contó, se quedaron por fuera de esta nueva edición?

"Narrar es suprimir. Cuando uno cuenta una historia, elige lo que va a contar, pero de  paso eso implica elegir algo que va a dejar por fuera. Y en este caso yo no podía  contarlo todo porque mi idea era contar lo más revelador del personaje, no todo".

- ¿Qué es lo que más interesante que tiene "Pambelé"?

"Su personalidad. Es un tipo al que nunca le dolieron los jabs, ni los golpes cruzados.  Lo que más le duele es que la gente no lo reconozca en la calle. Es famosa su anécdota,  cuando se baja de un taxi en la carrera 13 de Bogotá, enfurecido por un trancón. Cuando  yo lo alcanzo, unas cuadras más adelante, ya lo veo feliz. Claro, la gente lo reconoce,  lo saluda. Un vendedor ambulante le regala un sombrero mexicano y él, lo rechaza y le  dice: "No mi vale, si me pongo eso, me tapa la cara y nadie sabe quien soy yo". Ese es  él"

Salcedo Ramos es un fanático del boxeo. Tanto, que reconoce entre el público que llega a  este lanzamiento a un fotógrafo cincuentón con pasado de guantes y de ring. Entonces,  abre la puerta para hablar del tema...

- Muhammad Alí cumplió en enero 70 años. ¿Qué representó él para Pambelé?

"Alí fue el más grande atleta del siglo XX. Yo creo que hay vasos comunicantes entre  ellos dos. Boxísticamente no tenían nada en común. Alí era un estilista, Pambelé era más  pegador pero ambos le dieron a su título una dimensión política. Los dos utilizaron su  condición de campeones para relacionarse, para dar ciertas luchas. Las de  Alí más rebeldes sin duda, Alí es el único estadounidense que no prestó servicio  militar y por eso perdió el título. Pambelé utilizó el suyo para conseguir que su pueblo  Palenque le pusieran servicio de agua y de luz, de energía eléctrica".

- ¿Por qué su gusto por el boxeo?

"Me parece que el boxeo es una metáfora de la lucha del hombre por la supervivencia. Yo  tampoco creo que el boxeo sea deporte.Creo que es bárbaro sin duda. Es que a mí lo que  me seduce del boxeo, no es lo que tiene de deporte. Sino lo que tiene de cantera de  historias".

- Como la crónica de otro campeón colombiano, Rocky Valdés...

"Así es. A diferencia de "Pambelé", él es un tipo que supo ahorrar e invertir. Tuvo una  vida tranquila, que no significa sin problemas ni dramas".

Referente del periodismo escrito de largo aliento, encuentra en el entorno digital un  espacio para la crónica, que cada vez es menos visibles en televisión, radio o la  prensa.

"Yo creo que en Internet hay también un espacio para los contadores de historias. Lo   que deebemos averiguar es cuál el lenguaje para contar esas historias a través de ese  medio".

- ¿Y cuál sería esa historia que usted contaría?

"Me gustaría contar historias del folclor colombiano y de América Latina. Por lo menos  la historia de un tambor, porque en Internet como tenemos la posibilidad de utilizar un  lenguaje polifuncional nosotros podemos ayudarnos con videos, infografías. En un libro  mi tambor suena a través de la palabra, pero en Internet habla a través de su cuero, de  su membrana".

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad