Habla el español que transformó a De Niro en mentalista

Robert De Niro protagoniza 'Psíquicos', junto a Sigourney Weaver y Cillian Murphy Foto: Divulgación
Robert De Niro protagoniza 'Psíquicos', junto a Sigourney Weaver y Cillian Murphy
Foto: Divulgación
 

"Psíquicos" (Red Lights), es el segundo largometraje del español Rodrigo Cortés, en el que reúne a Robert De Niro, Sigourney Weaver  y Cillian Murphy en un thriller cargado de efectos especiales y misterio.

La cinta cuenta cómo dos investigadores tratan de sacar a la luz diversos fraudes relacionados con casos paranormales, hasta que se topan con Simon Silver (De Niro) quien goza de una oscura fama relacionada con sus poderes psíquicos y sobrenaturales.

¿Cómo fue el trabajar con estos grandes actores?

Contra lo que pudiera parecer es más fácil, sencillamente porque todos son mejores. Conocen  cada uno de los vericuetos de su oficio y eso les permite alcanzar cualquier nota y tocar cualquier cuerda. Si la pregunta es si alguno de esos actores tiene un comportamiento más de diva o algo similar, lo cierto es que es todo lo contrario. Todas las mañanas se subían las mangas y preguntaban 'donde había que empujar'. Es sorprendente, y a la vez, emocionante comprobar como en muchas veces, cuanto mayor sea la experiencia del actor y mayor sea el tamaño de su carrera, más se esfuerzan por servir al guion, servir a la historia que cuentan, a su personaje, y dejar a un lado cualquier cosa que no sea estrictamente eso.

¿Lo esperabas?

No, seguro que no. Es algo con lo que hubiera soñado, pero no es algo de esperar.

¿Cómo ha sido el proceso de ser un desconocido con una cámara semi profesional, ha ‘matar’ a Ryan Raynolds en una tumba (“Enterrado”) y transformar a De Niro en un mentalista endemoniado?

Ha, ha, ha.  Al final todo es muy  similar, curiosamente. Uno aprende que a lo largo del tiempo y desarrollando una carrera, a la hora de la verdad solo existe el cine de guerrilla, sea cual sea el presupuesto que tienes, ya que por lo general  nada que no hagas se va a hacer. Al final sigues siendo el máximo responsable de expresarte de una forma personal y nunca tienes el tiempo ni el dinero con el que querrías contar, sea el que sea el dinero y el tiempo que tengas. Estoy convencido de que en una  macro producción las cosas son muy similares también.  Al final las herramientas siguen siendo las mismas.

¿En qué proyectos estás embarcado por estos días?

Acabo de finalizar como productor una película protagonizada por Elijah Wood  y John Kusack, (Grand Piano).  Ahora estamos inmersos en la etapa de post producción.  Y en cuanto a proyectos personajes, siempre es conveniente no hablar demasiado las cosas que no existes, entre otras cosas, porque no existen (risas), pero digamos que estoy jugando con tres pelotas a la vez, viendo cual se cae primero. 

Además de su vida como cineasta, Cortés está involucrado con el desarrollo del cine y para eso durante el 2013 presidirá el concurso de cortos Jameson Notodofilmfest, que por primera vez se abrirá a America Latina, con cupos para jóvenes directores de Chile, Argentina, México y Uruguay.

¿Qué tal viene participar de un concurso de este tipo?

Es la tercera vez que tengo alguna relación con el festival y siempre desde algún punto de vista diferente, ya que mi primera vez fue en la segunda edición, como simple participante. Era un cineasta novato, con su pequeña cámara al hombro que envió un corto para participar que llegó además a la fase final. Años después, cuando ya había realizado mi primer largometraje me llamaron para ser parte del jurado, y ahora aún más años después, me permiten presidirlo haciendo el ridículo por tercera vez. Así que al final todo a sido absolutamente natural y era imposible decir que no.

¿Cuando llegaste al concurso hace diez años como participante, pensaste en que tu carrera seguiría esa senda y terminarías trabajado en las grandes ligas del cine?

Desde luego era lo que deseaba, pero en absoluto lo imaginaba o de ninguna manera lo podía dar por hecho. Obviamente, cuando uno intenta introducirse en un determinado mundo es con la pretensión de lograrlo y con la pretensión de llegar a expresarse en la forma que uno desea hacerlo. Pero seguramente, si hubiera tenido un catalejo y hubiera mirado 10 años más allá, me habría asustado de lo que veía.

¿Tu carrera podría servir de ejemplo para jóvenes cineastas?

Jamás me he considerado un ejemplo, y mucho menos un buen ejemplo (risas) en ningún sentido, pero si hay algo que les pueda ayudar, desde luego  es ver que si alguien tan ridículo como yo efectivamente es capaz de lograr lo que quería hacer, significa que con absoluta seguridad cualquiera puede hacerlo. El propio rodaje de una película es en si mismo una improbabilidad estadística, conseguir dedicarte a lo que de verdad te gusta. Al final tienes que luchar contra la lógica y contra el sentido común y derribar todas esas barreras que te dicen de formas completamente razonables por otro lado, que es imposible. Si a alguien le sirvo como ejemplo, me alegraré mucho de que así sea.

 

Mira las mejores fotos de los actores y el mundo cinematográfico aquí

Síguenos a través de Twitter en @terracolombia

Sigue a Terra Entretenimiento en móviles en m.terra.com.co
Sigue a Terra Entretenimiento también en tu tableta por tablet.terra.com.co

 

Terra