Cine

publicidad
23 de febrero de 2012 • 17:18

"El Artista": las razones del fenómeno silencioso

 

Todos hablan de ella y sin embargo no dice una sola palabra. La película de cine mudo y en blanco y negro que camina hacia los premios Oscar con 10 nominaciones, ha puesto a la Academia en apuros, pues compite con la brillante última cinta de Martin Scorsese.

Mientras los avances tecnológicos invitan a los estudios cinematográficos a estimular cada vez más al espectador con sus fantásticas producciones 3D – como es el caso de “La invención de Hugo Cabret” – el director francés Michel Hazanavicius da un salto al pasado y presenta “El Artista”, sin color ni sonido.

Se trata de la vida de una estrella del cine mudo que se aferra al silencioso séptimo arte, al tiempo en que es testigo principal del ocaso de éste con la llegada del sonido a la gran pantalla. En pocas palabras, la historia de un hombre dentro de la historia del cine.

Pero lo que hace de “El Artista” un verdadero fenómeno trasciende su relato. Dejar a un lado los artificios tecnológicos para venderle al mercado fílmico una cinta que rinda homenaje a Chaplin y Keaton; que le haga guiños a Rodolfo Valentino y Marilyn Monroe; que tenga en sus roles protagónicos a dos actores prácticamente desconocidos y que, encima, un perro se dispute los aplausos, es, al menos, una proeza.

Durante una hora y cuarenta minutos hay comedia, romance, drama y acción en los rostros de Jean Dujardin y Bérénice Bejo, quienes, silenciosamente, conducen al público a un viaje donde los efectos especiales, el cromatismo y el impacto auditivo se fabrica dentro de cada uno de los espectadores.

Podría ser que el éxito de “El Artista” consista justamente en eso, en devolverle a las audiencias un poder imaginativo capaz de llenar el silencio con la voz propia, en darles la oportunidad de agudizar la vista y reconocer frente a sus ojos los miles de detalles que hacen posible una película – como el vestuario, la adaptación histórica o el arte fotográfico – o quizás, el verdadero fenómeno sea el de regalarle a los hijos del cine de Steven Spielberg o Michael Bay la posibilidad de experimentar la nostalgia, llevándolos en un viaje hacia los confines de la memoria cinematográfica.

Mira las mejores fotos de los actores y el mundo cinematográfico aquí

Síguenos a través de Twitter en @terracolombia

Sigue a Terra Entretenimiento en móviles en m.terra.com.co

Sigue a Terra Entretenimiento también en tu tableta por tablet.terra.com.co

 

 

Terra Terra